Basketball For Good Honduras: Una iniciativa de Elias Asfura a través de la Fundación Marie

Elías Asfura, a través de la Fundación Marie

El empresario hondureño Elías Asfura, a través de la Fundación Marie, ha donado sillas de ruedas y material deportivo a la Asociación de Baloncesto para Sillas de Ruedas desde 2018 hasta la actualidad. Estas donaciones tienen como objetivo fomentar el deporte como una forma de integración de las personas con discapacidad.

El baloncesto en silla de ruedas es una variante del baloncesto diseñada para personas con discapacidades físicas que afectan su movilidad. Las reglas del juego se han adaptado para acomodar las sillas de ruedas y se han creado equipos equitativos teniendo en cuenta los diferentes niveles de discapacidad de los jugadores.

Inicios de la adaptación del baloncesto

El Dr. Ludwig Guttmann, del centro de salud de Stoke Mandeville en Buckinghamshire, Inglaterra, fue el primer impulsor de la adaptación del baloncesto para personas en silla de ruedas en 1944. Hoy en día, más de 100,000 jugadores practican este deporte en equipos locales y nacionales, siendo una parte esencial de la vida de hombres, mujeres y niños pequeños.

El baloncesto en sillas de ruedas se juega de manera similar al baloncesto estándar, pero con algunas adaptaciones para acomodar la discapacidad de los jugadores. Se utilizan sillas de ruedas diseñadas específicamente para el baloncesto, que proporcionan estabilidad y resistencia. Las reglas son similares, excepto por las limitaciones en el contacto físico. 

«Basketball For Good Honduras, Elige Incluir»

La Federación Nacional de Baloncesto de Honduras se convirtió en la primera federación sudamericana en integrar Juegos Olímpicos Singulares en su programa en 2020, en colaboración con Juegos Olímpicos Singulares Honduras, surgiendo el proyecto «Basketball For Good Honduras, Elige Incluir». El objetivo de este proyecto es contribuir a la inclusión a través del deporte, proporcionando actividades de baloncesto a los atletas con discapacidad intelectual de los programas de Juegos Olímpicos Singulares de Honduras.

Elías Asfura destaca la importancia de que los jóvenes con discapacidad tengan las mismas oportunidades que el resto para practicar deportes. El baloncesto ofrece numerosos beneficios físicos como una mayor circulación de la sangre, un aumento de la musculatura, la coordinación y el equilibrio. Además, fomenta el trabajo en equipo, la superación de obstáculos, la estabilidad emocional, el apoyo mutuo y la generación de nuevas relaciones sociales, lo que mejora significativamente la calidad de vida de quienes lo practican.